Cómo ser Director General de un hotel antes de los 30

Alan Kodzasov ya era Director General con solo 29 años. Sin embargo, no quería dormirse en los laureles, y tenía la mirada puesta en logros mayores. Por ello, escogió cursar el MBA en Les Roches. Comparte con nosotros sus consejos de cómo convertirse en Director General de un hotel antes de los 30 años.

“Si no eres capaz de arriesgar lo inusual, tendrás que conformarte con lo ordinario.” – Jim Rohn

Esa frase resume la pregunta que tienes que hacerte a ti mismo cada vez que planeas salirte de tu zona de confort. La forma en la que des respuesta a esta pregunta definirá el camino de tu carrera profesional.

En la industria hotelera y turística, y en especialmente en hoteles, todos tenemos el mismo objetivo profesional: convertirnos en Director General de un hotel. Este título con el que soñamos nos motiva a desarrollar nuestra carrera profesional. Siendo sinceros, tiene el estátus que todos deseamos. Como Director General, por fin eres quien toma las decisiones más importantes, y suele venir acompañado de un gran aumento salarial. ¿Qué más podemos pedir?

Hace unas décadas, si le preguntabas a alguien por la definición de un Director General, la imagen que venía a la mente era la de un señor de 50-55 años de edad, con años de experiencia en la industria hotelera y turística. Nos quedaríamos con este estereotipo durante muchos años (si no para siempre), hasta que un día nos convertiríamos en aquel señor.

La buena noticia es que este estereotipo ha quedado en el pasado. Los Directores Generales de hoy en día tienen 30 y pico años, y no tienes que esperar a cumplir los 50 siempre y cuando tengas una formación constante, aprendas nuevas habilidades y te desarrolles profesionalmente. Y si tu empresa actual tiene creencias empresariales más conservadoras, mi consejo sería: muévete. No eres un árbol. ¡No tengas miedo al cambio!

A continuación, voy a compartir mi historia de cómo me convertí en Director General a los 29 años, trabajando en un hotel boutique en uno de los destinos más demandados del mundo: la famosa isla de Mykonos, Grecia.


Tu primer paso en la dirección hotelera
Nuestro Máster en Dirección Hotelera Internacional te enseña todo lo que necesitas saber para ser un profesional de la industria hotelera.

Paso 1 para ser Director General de un hotel: trabaja en hospitality

Mi primer rol en la industria de hospitality era un trabajo a tiempo parcial mientras estudiaba Economía en la Universidad de Economía de Atenas en 2005. Puesto que mis estudios no estaban enfocados a la dirección hotelera, hospitality, hoy en día me doy cuenta de la suerte que tuve. Mi jefe en Accor Hotels Group, una de las cadenas hoteleras más grandes del mundo, vio algo en mí y me contrató aunque venía fuera d ela industria.

Este trabajo a tiempo parcial se convirtió en un puesto a jornada completa rápidamente. Mi personalidad y habilidades sociales se desarrollaron en el campo de la comunicación, mientras que mis intereses por la industria hotelera y turística se convirtieron en mi verdadera pasión.

Paso dos para convertirse en Director General de un hotel: descubre el mundo

Durante mis 10 años trabajando en Accor, pude experimentar con diferentes marcas como Novotel y Sofitel, tanto en Grecia como en Italia. Conocí y trabajé con diferentes Area Managers, aumentando así mi experiencia profesional y siempre intentando mejorar mis habilidades en la industria.

Empecé como camarero en 2005 con 18 años de edad, moviéndome entre diferentes puestos en el departamento de Food & Beverage. A los tres años, tuve la oportunidad de trabajar en el puesto de Front Office, y a los 20 estaba dirigiendo una propiedad de 196 habitaciones en el turno nocturno en Novotel Athens Hotel.

Trabajando en front office, aprendí cómo tratar con gente de cara a cara, aun cuando se trataba de quejas. Fue un gran paso hacia delante, aunque en eso entonces no lo veía así.

Paso tres para convertirse en Director General de un Hotel: acepta las promociones

Tras graduarme con mi título de grado, me ascendieron a Shift Leader en el mismo hotel. Trabajar en el turno de día era una tarea completamente diferente a la que estaba acostumbrado. Ya no era un empleado solitario del turno de noche, y tenía que formar parte de un gran equipo. Tener la oportunidad de trabajar con mis compañeros y ser un líder para ellos fue nuevo para mí.

Como resultado, en 2014 fui el ganador de una competición internacional, lo que me dio la oportunidad de ir a Roma en un viaje empresarial, y trabajar con el Director Regional de aquél entonces: Mr. Ettore Cavallino.

Al regresar de Italia con mi maleta llena de nuevas experiencias y una vista más amplia sobre la industria hotelera y turística, me sentía más cómodo para emprender nuevos retos. De hecho, me sentía tan cómodo que reununcié a mi trabajo, y me salí de mi zona de confort.

Paso cuatro para ser Director General de un hotel: aventúrate a lo desconocido

A principios del 2015, decidí probar algo nuevo, más demandante y personalizado: un hotel boutique. El Rocabella Mykonos Hotel & SPA se encuentran en un destino turístico de alto standing, y con un público objetivo cuyas exigencias son altas. Mi tiempo en Rocabella me permitió desarrollar mi pasión por la hotelería, y me otorgó grandes logros.

Empecé como Front Office Manager, y tras una temporada llena de logros personales y profesionales – como obtener la distinción de hotel #1 en Trip Advisor – me ascendieron a Operations Manager.

Paso cinco para ser Director General de un hotel: cuando aparece la oportunidad, sé el primero en aprovecharla

A finales del 2016, después de ser otorgado el premio de “Mejor Hotel de 4 Estrellas en Grecia” por Trivago, me ascendieron a Director General. En ese rol me desarrollé profesionalmente, obteniendo buenos resultados financieros y hasta ganando una serie de premios en Grecia, Europa y mundialmente.

Paso final para ser un Director General de un hotel: ¡lucha por más!

Justo cuando piensas que todo está funcionando como debería y de la mejor manera, parece que no puedes ir más arriba. De repente te das cuenta que quieres ir más allá. (aaplumbingsa.com) Todos sabemos el dicho de que “no hay dos días iguales en la gestión hotelera.”

Sabía que quería ampliar mi red de contactos, quería un cambio y salir de mi zona de confort una vez más. La mejor forma de invertir en ti mismo es hacer un cambio. Para desarrollarme profesionalmente, necesitaba obtener formación de los gurús de la industria hotelera y turística. Quería obtener el “pasaporte” para lanzarme a cualquier oportunidad profesional que me cruce en mi camino de la industria hotelera: un máster en dirección hotelera por Les Roches.

Para concluir, me gustaría compartir una frase que resume lo que pienso sobre el desarrollo personal y profesional. El único obstáculo que se interpone entre nosotros y nuestros sueños es nuestra zona de confort.

“Sé valiente. Arriésgate. Nada puede sustituir la experiencia.” – Paulo Coelho

Alan Kodzasov, MBA Student Ambassador